Esta mujer colocó estas hojas en sus senos, cuando despertó no lo podía creer

1 año
79626 Visitas
Esta mujer colocó estas hojas en sus senos, cuando despertó no lo podía creer

Las mujeres cuando dan a luz a su bebé, experimentan una sensibilidad y algo de dolor en sus senos producto del amamantamiento y de la acumulación de leche materna. Esto se normal en los primeros días del nacimiento del bebé. Los senos se inflaman y producen dolor, sobre todo en aquellas mujeres de pechos pequeños.

En muchos casos, la acumulación de leche materna y la inflamación en los pecho puede producir fiebre en la madre, por lo tanto deben extraer la leche y masajear suavemente los pecho para calmar un poco el dolor. La recomendable es poder amamantar al bebé cada 3 horas como lo indica el pediatra de esta manera los senos quedarán mucho más livianos.

Sin embargo, este proceso de amamantar cada 3 horas al bebe no es suficiente, debido a que en ese tiempo los senos comienzan a cargarse nuevamente de leche materna. En este artículo, te sugeriremos un remedio casero natural y muy eficaz para aliviar el dolor de los pechos. Es importante que cuando estés en el proceso de lactancia materna uses sostenedores un tanto más grande, es decir prendas que no te aprieten el busto.

Los síntomas de inflamación y dolor en los pechos suele pasar al cabo de tres meses, luego del nacimiento de bebé. No obstante, si notas que aún así continuas con dolores acude al médico.

Como lograr que el dolor desaparezca.

  • Alimenta a tu bebé regularmente, como te indicamos anteriormente, ellos suelen comer cada 3 horas, lo habitual sería entre 8 veces a 12 veces al día. Esto evita que se acumule la leche materna.
  • Amamanta un pecho a la vez, es decir intercala ambos pecho al momento de alimentar a tu bebé, tomando en cuenta vaciar el pecho por completo. En el caso que quede satisfecho con un solo pecho, en la próxima toma comienza por el que no utilizo en la alimentación anterior.
  • Extrae la leche materna, si te pasaste una toma.
  • Aplica compresas de agua tibia, antes del amamantamiento, ayuda al flujo de la leche materna.
  • Evita el consumo de productos lácteos o derivados de la leche, esto estimula la producción de leche.

Repollo o Col para el dolor e inflamación de los senos.

El repollo o col es utilizado para las ensaladas, para la preparación de batidos, sopas etc, pero aunque te asombres y no lo creas este alimento aparentemente alivia el dolor de los senos en la mujeres lactantes. Lo puedes utilizar blanco, verde o morado.

El modo de aplicarlo es el siguiente:

Lava y corta bien el col, desecha el tallo y cúbrete cada seno con las hojas de repollo y sujétalos on el sostén. Retíralo cuando  notes que las hojas estén calientes o marchitas y repite la acción. Notarás que la inflamación disminuye. Este tratamiento es completamente inocuo.

Nota importante: Es importante que lo utilices con poca frecuencia, ya que puede provocar la disminución de la leche materna.

¿Te gusto este artículo, te ha sido útil? De ser así, comparte la información con todas aquellas mujeres que están en proceso de lactancia o en el proceso de destete. Con tus amigas y en tus redes sociales, para que otras mujeres puedan aliviar el dolor.

Fuente: http://curioussite.com/

Comments

comments

Comentarios