CONSIGUE UNOS DIENTES BLANCOS Y FUERTES HASTA LA VEJEZ: RECETA DE ESTE MONJE TIBETANO.

3 años
59945 Visitas
CONSIGUE UNOS DIENTES BLANCOS Y FUERTES HASTA LA VEJEZ: RECETA DE ESTE MONJE TIBETANO.

¿Sabías que el sistema médico tibetano está entre los más antiguos del mundo? Este sistema en una parte central de su cultura y ha avanzado significativamente durante el paso de los siglos.

Puede llegar a mantener sus dientes blancos y saludables hasta la vejez. Y así ha sucedido durante siglos. Su secreto es bastante simple: tienen una receta que les ayuda a mantener los dientes sanos, blancos y fuertes. En este artículo te contamos las instrucciones para prepararlo y que puedas blanquear tus dientes en casa.

Tan sólo tienes que llenar media taza con agua hervida y añadir una cucharada de sal. Tan sólo tienes que remover la mezcla y quitar la espuma que se forma. Sólo tienes que tomar alguno de los cristales utilizando tu cepillo de dientes y limpiar los dientes con normalidad. Para conseguir los mejores resultados se recomienda que utilices esta receta para limpiar los dientes cada mañana y cada noche, especialmente después de las comidas.

El principal inconveniente de esta receta es que el principio puedes sufrir molestias. El agua salada a menudo afecta a la sensibilidad de nuestros dientes contra los alimentos fríos y calientes o las bebidas, o con los alimentos o bebidas dulces o agrias. Esta sensibilidad es soportable y tiene una duración corta.

La ventaja de esta receta es que es muy rentable, a diferencia de las pastas de dientes comerciales que pueden llegar a ser bastante caras. Por esta razón, es recomendable tolerar el malestar y persistir con esta receta hasta lograr el resultado deseado.

Esta mezcla salada es eficaz para fortalecer el esmalte de los dientes y a matar las bacterias patógenas que están en nuestra boca.

Es interesante el hecho de que el agua salada ha sido utilizada como enjuague bucal en casi todo el mundo durante muchísimos años. Esta solución puede ser utilizada intercambiablemente con otros enjuagues bucales comerciales, ya que tiene el mismo propósito. Además de matar las bacterias de nuestra boca, el agua salada también ayuda a eliminar los depósitos de comida pegada a los dientes. Es más eficaz cuando se utiliza regularmente.

Esta sencilla receta de los monjes tibetanos puede ser la clave de una sonrisa perfecta que hayas estado anhelando durante años. Es especialmente indicada para aquellas personas que quieran ahorrar dinero, ya que hace uso de ingredientes que se encuentran fácilmente disponibles en nuestro hogar todo lo que requiere es una persistencia y tolerancia, como muchas cosas en la vida. Las mejores cosas de la vida no son gratis; requieren sacrificio y compromiso.

Fuente: http://tumundodesalud.com/

Comments

comments

Comentarios