DEFINITIVAMENTE, MENOS SAL ES MAS SALUD!

2 años
2146 Visitas
DEFINITIVAMENTE, MENOS SAL ES MAS SALUD!

A la mayoria de las personas nos gusta la sal y el consumo que hacemos de ella dobla, en muchos casos, el recomendado. Regular un hábito alimentario que puede tener consecuencias nefastas en la salud es el objetivo de una nueva campaña de concienciación. Consumir sal en exceso es la causa de numerosos problemas de salud, no solo relacionados con las enfermedades cardiovasculares, sino también con insuficiencia renal, osteoporosis y cáncer de estómago. De hecho, según la Fundación Española del Corazón (FEC), reduciendo al menos la mitad del consumo de sal diario obtendríamos beneficios en nuestra salud comparables a los derivados de dejar de fumar.La sal es un mineral esencial para el organismo. Cumple, entre otros, un papel muy importante en la hidratación del cuerpo.

En España, el consumo medio de este condimento es de 9,9 gramos por persona por día, cantidad que dobla los cinco gramos recomendados por la OMS. Además, se estima que más del 80% de la población española consume más sal de la recomendada, ha señalado Sabrido

Una iniciativa, muchas herramientas

“Conseguir una reducción en el consumo de sal es una tarea que requiere el esfuerzo de todas las partes implicadas. Por un lado está el propio ciudadano, que puede empezar a aplicar medidas como cocinar sin sal, retirar el salero de la mesa o comprar los productos que sean bajos en sal, lo que no significa que sean de régimen sino que son saludables; por otro lado está la industria alimentaria, que debería disminuir la cantidad de sal que le añade a los productos y hacer un etiquetado más fácil de entender y que informara de la cantidad de sal añadida; y finalmente se encuentran los organismos públicos, que deberían tomar medidas restrictivas relacionadas con el consumo de sal así como iniciar campañas masivas dirigidas a informar sobre los efectos nocivos de esta”, recomienda la Dra. Mazón.
La iniciativa, mediante la cual la AESAN espera revertir unas cifras que considera alarmantes, cuenta principalmente con el sitio web plancuidatemas.es. Aquí, el usuario tendrá acceso a informaciones muy útiles, por ejemplo, cómo ayuda la sal al organismo y cómo lo daña cuando nos excedemos en su consumo, cómo alimentarnos de manera menos salada o cuál es la diferencia entre la sal visible y la invisible.

“La sal visible es la que agregamos a los alimentos al cocinar, mientras que la invisible u oculta es la que ya viene incluida en los productos, bien de forma natural, bien a través de un proceso de transformación”, ha aclarado el presidente de la AESAN.

La sal invisible representa el 70% del consumo total de sal. Es decir, que aunque no agreguemos sal a lo que cocinamos, es probable que con frecuencia rebasemos los cinco gramos diarios. Entonces ¿cómo saber cuánta sal ingerimos? En la web del plan, a través de la pestaña “calcula la sal”, que permite al usuario elegir, de una lista, los alimentos que consume cada día para descubrir cuánta sal contiene cada uno de ellos.

Otra manera es aprendiendo a interpretar las etiquetas de los productos, “pero éstas a veces hacen trampa, ya que en lugar de decir sal ponen simplemente sodio”, ha dicho Sabrido. Dado que el sodio sólo representa el 40% de la sal –el 60% restante es cloro–, los gramos de éste deben multiplicarse por 2,5, ha explicado.

Fuente: http://interesantemundo.com/

Comments

comments

Comentarios