LAS 7 COSAS QUE PUEDES HACER CON UN LIMÓN EN TU VIDA DIARIA Y SEGURO NO SABES

10 meses
7421 Visitas
LAS 7 COSAS QUE PUEDES HACER CON UN LIMÓN EN TU VIDA DIARIA Y SEGURO NO SABES

LAS 7 COSAS QUE PUEDES HACER CON UN LIMÓN EN TU VIDA DIARIA Y SEGURO NO SABES

 

Esta fruta de origen asiático tiene cuantiosas propiedades más allá de los fogones. Se puede utilizar como ambientador y blanqueador de uñas, pero hay más

Ya lo dice el refrán, zumo de limón, zumo de bendición. Catalogado como superalimento, y con gran aporte de vitamina C de efecto antioxidante, este cítrico posee la capacidad de neutralizar y eliminar las toxinas de nuestro organismo, así como la cualidad de ayudar en la pérdida de peso, ya que su jugo es digestivo y depurativo.

Además de sus múltiples beneficios, marida a la perfección con numerosos platos, por lo que suele ser un buen aliado en la cocina, sobre todo como guarnición.

Sin olvidar su presencia en bebidas -desde refrescos o sorbetes hasta los más glamurosos cócteles-.

Pero todavía hay más. Esta fruta de origen asiático tiene cuantiosas propiedades más allá de los fogones. Se puede utilizar como ambientador o blanqueador de uñas. Vamos a ver algunas de sus facetas más desconocidas.

Desinfectante

La cáscara del limón tiene propiedades antibacterianas que la hacen ideal para la desinfección de las superficies de cocina.

Su jugo, ya sea recién exprimido o concentrado, es capaz de matar bacterias, ya que su alto nivel de acidez cambia el nivel de pH en las células bacterianas; se crea un ambiente ácido en el que los microbios no pueden sobrevivir.

Catalogado como superalimento, este cítrico posee la capacidad de neutralizar y eliminar las toxinas de nuestro organismo

Podemos aprovechar la cáscara para desinfectar las tablas de cortar. Se pueden rociar con agua hirviendo y luego frotar su superficie con la cáscara o bien con su jugo.

También nos será útil para desengrasar las sartenes, el rallador de queso, las espátulas, el mármol, e incluso el microondas: si ponemos un limón en rodajas en un recipiente con agua durante un par de minutos lo desinfectaremos y quedará un buen aroma.

Quitamanchas

Solemos recurrir a la lejía para quitar las manchas de la ropa blanca, pero si la utilizamos con frecuencia las prendas se estropean.

Una alternativa puede ser este cítrico: sus propiedades aclarantes -también se emplea en el mundo de la cosmética por sus beneficios sobre la piel y el pelo- sirven para eliminar las manchas más incrustadas.
Solo deberás añadir un chorro de esta fruta en un recipiente con agua y verterlo sobre la mancha; después deja la prenda al sol un par de horas y desaparecerá.

Antiadherente

Cuando nos disponemos a cocinar un apetitoso bacalao o un rodaballo nos encontramos con un problema. ¡Se pega a la sartén o a la bandeja del horno! Jolene Bouchon explica en ‘Tastingtable’ un curioso truco.

Si ponemos el pescado encima de unas rodajas de limón este proporciona la distancia suficiente como para mantener las proteínas y cocerlo sin que se adhiera a la sartén. Además, absorberá su intenso aroma y le dará mucho sabor.

Ambientador

Quienes no son muy dados a comer pescado intentan disimularlo con un chorro de limón. Su fragancia es capaz de anular los sabores, una facultad que también lo convierte en un buen ambientador.

¿Dónde lo podemos utilizar? En el cubo de basura -solo hay que colocar las cáscaras en el fondo- y también en el frigorífico. En ambos casos contrarrestará los malos olores.

Otro de sus usos más conocidos es como ambientador en el lavavajillas, aunque es importante puntualizar que solo servirá para eliminar el hedor que desprende en ocasiones, no elimina los restos de suciedad como popularmente se cree.

Revive las lechugas

¿Cuántas veces hemos ido a coger la lechuga del frigorífico y ya estaba marchita? Si piensas que la única opción es tirarla estás equivocado.

Pon agua fría en un bol y añade jugo de limón, después sumerge las hojas durante media hora. ¡Voilà! Habrán recuperado su tersura y volverán a estar crujientes.

Reutiliza la cáscara para cocinar

Acabas de hacerte un zumo o has exprimido un limón para acompañar el plato de sepia que has cocinado y ya no necesitas la cáscara. No la tires, la mayoría de propiedades de esta fruta están en su cáscara.

De hecho, contiene de cinco a diez veces más vitaminas que su jugo.

Reutilízala. Te servirá como ingrediente para preparar un bizcocho e incluso para hacer vinagre. Un consejo: es mucho más fácil quitar la cáscara antes de prensarlo.

Blanqueador de uñas

La versatilidad de este cítrico es casi infinita. No solo es un indispensable de la cocina, sino que también es el ingrediente principal de varios trucos de belleza.

Entre sus propiedades está el ser desinfectante y blanqueador natural, por lo que si funcionaba con las manchas, también lo hace con las uñas.

Solo tenemos que exprimir un par de limones en un recipiente y agregarle agua. Sumerge las uñas por completo durante unos cinco minutos o introdúcelas directamente en la pulpa. Realiza el ritual un par de veces a la semana y verás los efectos enseguida.

 

 

 

 

Fuente: http://sugerenciasdesalud.com/

Comments

comments

Comentarios