UN NIÑO MUERE 24 HORAS DESPUÉS DE DARSE UN BAÑO: LOS PADRES DEBERÍAN SABER ESTO

8 meses
73096 Visitas
UN NIÑO MUERE 24 HORAS DESPUÉS DE DARSE UN BAÑO: LOS PADRES DEBERÍAN SABER ESTO

UN NIÑO MUERE 24 HORAS DESPUÉS DE DARSE UN BAÑO: LOS PADRES DEBERÍAN SABER ESTO

Un niño pequeño necesita mucha atención y cuidado. Las madres son capaces de todo por la vida de su hijo pero en algunas situaciones las cosas pueden salirse de sus manos.

 

No importa la edad que él hijo tenga, perderlos es un hecho que se puede convertir en el más difícil de la vida. Así es la historia de Casandra Jackson, quien perdió a su pequeño Jhonny, su hijo de 8 años recién cumplidos.

Tenían muy buena relación y solían disfrutar buenos momentos juntos, él era para ella lo más sagrado. A Jhonny le gustaba mucho ir a la piscina, por lo que Casandra tomo la decisión de llevarlo allí para celebrar sus 8 añitos.

Se fueron a una piscina que se encontraba a pocas cuadras de su casa y allá pasaron todo el día, él se mantuvo nadando todo el día hasta que llegó la hora de volver a casa.

De camino a casa Jhonny se veía muy cansado y extraño, incluso él mismo le dijo a su madre que se sentía muy débil.

Ella pensó que todo ese cansancio se debía a la larga jornada de juegos en la piscina, por lo que le respondió que era normal y que ya iba poder llegar a casa a descansar.

Apenas entraron a la casa, Jhonny subió a su cuarto y se quedó dormido. Casandra subió unas horas más tarde para ver como estaba, Jhonny se encontraba aún dormido, por lo que se podía ver a simple vista.

 

Cuando ella se acercó para arroparlo se dio cuenta que Jhonny tenía espuma en su boca. Casandra a pesar de su impacto al verlo así, reaccionó y se lo llevó de inmediato al hospital. Cuando los médicos vieron al niño, le notificaron a Cassandra que ya no había nada que hacer, Jhonny había fallecido.

Según el diagnóstico de los médicos se trataba de un ahogamiento. Ella no entendía y les explicó que eso no podía ser porque el niño había salido bien de la piscina.

Ellos le dijeron que se trataba de un ahogamiento secundario. El pequeño había tragado mucha agua en la piscina y se le fue directo a sus pulmones, por lo que no tenía suficiente oxígeno y murió.

Es importante que todas las personas conozcan sobre este hecho tan lamentable para que estén alertas. El ahogamiento secundario puede producir síntomas como dificultad para respirar, cansancio extremo y un cambio de humor brusco.

Padres, no descuiden los cambios de comportamiento en sus hijos, mucho menos después de ir la piscina.

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: http://sugerenciasdesalud.com/

 

Comments

comments

Comentarios