VIDEO: El dolor ciático me hacía llorar de la molestia, pero con esta postura lo aprendí a eliminar en 2 minutos

6 meses
23891 Visitas
VIDEO: El dolor ciático me hacía llorar de la molestia, pero con esta postura lo aprendí a eliminar en 2 minutos

El nervio ciático es uno de los nervios más grandes de todo el cuerpo humano. Este se extiende desde la parte baja de la columna, atravesando las nalgas y llegando hasta los pies.

Por estar ubicado en esta área, el mismo es susceptible a sufrir muchos daños y a provocarnos dolor. Entre otras cosas, nos puede provocar dolor en la parte baja de la espalda, hormigueo y picazón en los pies.

Entre los posibles causantes del dolor de la ciática está la hernia de un disco de la columna vertebral. También pudiera deberse a alguna actividad física que lo lesione o a algún accidente con la espalda. En ocasiones, el dolor puede ser tan agudo que prácticamente nos inmovilice y no podamos soportarlo. Sin embargo, para aliviar el dolor y reparar el daño, existen algunos ejercicios de yoga muy efectivos. Cada posición de las que te presentaremos a continuación deberás mantenerla por 10 segundos estirando todos los músculos.

Lagarto

Para iniciar, debemos posicionarnos en la posición de embestida o en 4 patas como común mente se le dice. Ahora, estiraremos la pierna izquierda mientras nos vamos inclinando hacia atrás hasta que nos sintamos cómodos. Ahora, trataremos de bajar el torso hacia el suelo lo más que podamos.

Torsión reclinada

Inicialmente debemos acostarnos boca arriba en una superficie plana. A continuación, llevamos las rodillas hacia el pecho y cruzamos las piernas. Después, giraremos nuestra cintura hasta tocar el suelo con las rodillas. Nuestros hombros deben permanecer tocando el suelo todo el tiempo.

Variación de vaca riendo

Empezando desde la posición del ángulo límite, estiraremos una de las piernas delante de nosotros. Luego, doblaremos la otra pierna por encima de la pierna estirada. Ahora, lentamente tocaremos nuestra nariz con la rodilla de la pierna doblada.

 

Pigeon durmiendo

Comenzando desde la posición del ángulo limite, debemos estirar nuestros brazos y una de las piernas sobre el suelo. La otra pierna deberá permanecer doblada debajo de nuestro cuerpo. Si le es posible, trate de pegar el torso con el pie doblado mientras estira los brazos hacia delante.

Encuadernada del ángulo

Este ejercicio consiste en estirar el nervio ciático para aliviar el dolor y ejercitarlo para prevenir futuras lesiones. Para ello, debemos poner una toalla en el piso y sentarnos sobre ella. A continuación, juntaremos los pies justo en frente de nosotros y pondremos las rodillas hacia los lados. Ahora, agarraremos nuestros pies y trataremos de bajar la cabeza en dirección a nuestros pies lo máximo posible.

Puente

La posición inicial será acostada en el suelo manteniendo la cintura en el aire con nuestros pies y cabeza en el piso. Ahora, trataremos de levantar la pelvis hacia arriba, usando las manos para soportar las caderas. El único cuidado que debe tener es el de no hacerle demasiada tensión al cuello mientras lo realiza.

Señor, la mitad de los peces plantean

Sentados en el suelo, doblaremos la pierna izquierda hasta que toque el lado derecho de nuestro trasero. A continuación, sacaremos el pie derecho y lo pondremos afuera, por encima de la pierna izquierda. Ahora, agarraremos nuestra rodilla derecha con el brazo derecho y giraremos el trozo un poco, sosteniéndonos con la otra mano de ser necesario. Nuestro pecho debe mantenerse erguido y firme todo el tiempo.

Con estos sencillos ejercicios podremos aliviar el dolor del nervio ciático casi al instante. Lo que si debe tener en cuenta es no sobre esforzarse. Recuerde que el yoga consiste en trabajar la flexibilidad del cuerpo, algo que se adquiere con el tiempo.

 

Si te gusto el articulo recuerde compartirlo.

 

 

 

Fuente: estiloconsalud.com

Comments

comments

Comentarios