Esto es lo que debes evitar si padeces de vejiga hiperactiva

5 meses
732 Visitas
Esto es lo que debes evitar si padeces de vejiga hiperactiva

Esto es lo que debes evitar si padeces de vejiga hiperactiva

Si tienes una vejiga hiperactiva… ¡ENTONCES DEBERÁS EVITAR ESTOS 6 ALIMENTOS!

Padecer de vejiga hiperactiva es un gran problema para el paciente ya que se trata de una condición difícil de controlar, que trae numerosos problemas e incomodidades. Además de cuidar la cantidad de líquido ingerido, es necesario tener en cuenta qué alimentos favorecen la pérdida de agua y promueven la función renal. Todo esto te responderemos a continuación.

¿Qué es la vejiga hiperactiva?
Se denomina vejiga hiperactiva cuando la persona sufre ganas, repentinas e inaguantables, de orinar. Otros síntomas son la incontinencia y la frecuencia con la que se orina. Cuando el paciente tiene más de 8 micciones al día ya es diagnosticado con vejiga hiperactiva.

Se trata de una condición bastante incómoda que trae aparejados diversos problemas, especialmente sociales. Las ganas de orinar, al ser repentinas, no pueden ser controladas. Además, siempre existe el riesgo de sufrir accidentes y orinarse encima. Los orígenes de esta enfermedad aún se desconocen, pero se cree que mantienen una relación directa con problemas nerviosos.

El 20% de los casos de vejiga hiperactiva se relacionan a otras condiciones como mal de Parkinson, tumores cerebrales, tumores de médula, mielomeningocele (un tipo de espina bífida) y otros problemas neurológicos.

El tratamiento más recetado es el de medicamentos que relajen los músculos y mantengan un control en los nervios. Los médicos suelen aconsejar:

Inyecciones con toxina botulínica
ejercicios diarios para tonificar los músculos de la pelvis y los esfínteres.
actividad física para calmar los nervios.
actividades recreativas para manejar el estrés.
Sin embargo, el paciente debe llevar un control en la cantidad de agua que bebe en el día, sumado a diversos cuidados. Además de lo aconsejado por el especialista de confianza, tener en cuenta los alimentos que se ingieren también es importante. Las comidas diuréticas y las que estimulan la actividad renal deben evitarse y mantener fuera de la dieta cotidiana.

6 alimentos que debes evitar cuando sufres vejiga hiperactiva
Share
1. Cafeína
La cafeína, siempre que es consumida de manera moderada, puede ser un alimento de la dieta cotidiana. Sin embargo, está asociada a numerosos problemas de nervios. Por ello las personas con vejiga hiperactiva la tienen contraindicada. No debes consumir cafeína de ninguna forma (ni siquiera moderadamente). Algunos estudios afirman que esta sustancia es capaz de causar hiperactividad cerebral y nerviosismo, incluso en muy pequeñas dosis. Tampoco está recomendada en personas con picos de estrés o ansiedad ya que empeora los síntomas y favorece condiciones como la fatiga crónica o el insomnio.

Recuerda que la cafeína no sólo se encuentra en el café. También puedes consumirla en refrescos, bebidas colas, infusiones herbales y hasta en algunos chocolates y cacaos.

2.Tomate
Un ingrediente muy popular que forma parte de gran cantidad de recetas de todo el mundo. El tomate es un fruto delicioso, con cierto dulzor y muy jugoso, sin embargo también posee un nivel de acidez importante. La acidez del tomate irrita los conductos urinarios y empeora los síntomas. Dato a tener en cuenta: Si el tomate es cocinado, su acidez se intensifica por lo que resulta aún mucho peor.

3. Comidas picantes
Las personas con colon irritable, colitis y problemas intestinales tienen prohibido consumir alimentos picantes. Esto se debe al gran poder de irritabilidad que poseen. Algo similar sucede con la vejiga. Los compuestos picantes irritan las vías urinarias y empeoran los síntomas.

Evita la pimienta blanca, la de cayena, el ají picante, los chiles, la cúrcuma y las mezclas de especias picantes que suelen ser elaboradas por las diferentes marcas. También deberás reducir al máximo las comidas hindúes, la mayoría de guisados asiáticos y, por supuesto, todos los platillos mexicanos (aunque sean de lo más deliciosos).

4. Ciertos jugos de frutas
Aquí hablaremos de un error muy común entre los pacientes que usan remedios naturales. En primer lugar, mencionaremos las propiedades de los arándanos. Si eres de las personas que gustan de la medicina natural, sabrás que los arándanos son excelentes para limpiar las vías urinarias. Uno de los remedios más consumidos es el jugo de arándanos contra las infecciones del tracto urinario. Muchas personas, basándose en esto, intentan tratar la vejiga hiperactivacon dicho zumo. Esto es un error grave. El nivel de acidez de esta fruta, que funciona para limpiar los conductos, provoca micciones más abundantes y un trabajo extra por parte de la vejiga. Es por lo que dicho tratamiento suele fracasar y hasta empeorar los síntomas.

Por otro lado, y debido a la misma razón antes explicada, también se deben evitar los jugos de frutas cítricas. Si bien son excelentes para reforzar el sistema inmune o para tratar enfermedades respiratorias, no se recomiendan cuando existe alguna enfermedad en la vejiga.

5. Comidas con mucha azúcar
Para ser sinceros, a esta altura, todos sabemos que los azúcares refinados son sumamente perjudiciales para nuestra salud. Si, además, padeces de vejiga hiperactiva, la situación se vuelve mucho peor. Aparte de sumar calorías innecesarias al organismo, el azúcar blanco irrita las mucosas del cuerpo. No sólo sentirás más ganas de orinar, sino que también lo harás con dolor. Sin mencionar que no proporcionan ningún tipo de beneficio nutricional.

Como los edulcorantes artificiales suelen ser algo diuréticos, te aconsejamos endulzar tus comidas con stevia o miel. Incluso, puedes elaborar tus recetas de totas, muffins o tartas con algunos dátiles. Los dátiles cuentan con un dulzor natural muy poderoso. Son un gran secreto para endulzar tus preparaciones de manera natural.

6. Bebidas alcohólicas
El alcohol es una sustancia tóxica para el organismo. Cuando lo ingerimos, el cuerpo envía numerosas señales a todos los órganos para dar la alerta de toxicidad. En ese momento, se encienden mecanismos que intentan retirar dicho “veneno” del cuerpo. El primer recurso es eliminarlo a través de la orina. Para lograrlo se vacían todas las reservas líquidas. Los riñones trabajan mucho más utilizando el agua e intentando diluir y excretar el alcohol.

Estos mecanismos diuréticos no son beneficiosos para un paciente con problemas de vejiga. Antes de volver a tomar un acopa, evalúa si verdaderamente vale la pena.

 

 

 

 

Fuente: http://medicinanatural.com

Comments

comments

Comentarios