Bastan 2 MINUTOS PARA CLARAR LOS DIENTES, ACABAR CON EL SARRO Y LA GINGIVITES Y EL MA L ALIENTO

2 meses
719 Visitas

Bastan DOS MINUTOS PARA CLARAR LOS DIENTES,  ACABAR CON EL SARRO Y LA GINGIVITES Y EL MA L ALIENTO 

 El enjuague bucal es una de las partes más importantes de todo el proceso de higiene de los dientes,  ya que es él quien termina por eliminar todas las bacterias y gérmenes que fueron removidos por el cepillado,  además de constituir el toque que nos brindará un aliento fresco y agradable.

Pero antes de utilizar un producto comercial, que muchas veces está compuesto por químicos innecesarios, ¿por qué no preparas tu propio enjuague bucal natural con menta y bicarbonato?

Importancia del enjuague bucal

El enjuague bucal es la mejor forma de complementar el cepillado de los dientes, ya que con él se permite alcanzar y remover las bacterias que escaparon al lavado dental, permitiendo higienizar en un 100% la cavidad bucal, además de reducir la presencia de placa y brindar un aliento fresco a tu boca.

Cómo preparar enjuague bucal de menta y bicarbonato

Este enjuague bucal natural se prepara muy rápidamente, por lo que podrás hacerlo todos los días luego de lavarte los dientes, o reservar pequeñas cantidades para toda la semana.

Ingredientes:

  • 50 mililitros de agua
  • ¼ cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 2 gotas de aceite esencial de menta sin diluir
  • 1 gota de aceite esencial de té

Preparación:

  • Calienta el agua hasta que adquiera una temperatura templada, y añádele el bicarbonato de sodio, mezclando muy bien.
  • Cuando tengas la solución lista, agrega las gotas de los aceites esenciales y continúa removiendo un poco más.
  • Cuando esté listo reservarlo en el refrigerador.

Cómo utilizar el enjuague bucal de menta y bicarbonato

Una vez que hayas terminado de cepillarte los dientes, enjuagate la boca con agua natural para luego proceder a hacerlo con tu enjuague natural.

Si lo utilizas de forma tibia, tendrá un mayor efecto removedor de bacterias y manchas, pero si lo utilizas luego de haberlo refrigerado un poco te brindará un aliento a menta mucho más fresco.

Un par de enjuagues bucales al día, realizados durante algunos segundos, serán suficientes para complementar un cepillado de dientes normal. Solo vigila de no excederte con el bicarbonato, ya que utilizado en exceso podría provocar una acción de desgaste en los dientes.

Si te gustó, regálanos un me gusta, y comparte en tus redes sociales, déjanos abajo tu comentario, y si no lo estás suscríbete y únete a esta gran familia. Un abrazo enorme, Nos vemos en el próximo video.

Comments

comments

Comentarios